J. M. Gutiérrez 3780 - 6 º 31 C1425ARB 
Bs. As. - Telefax (54-11) 4807-5430 
Contáctese con nosotros 
Gea_Facebook

  NOTAS DE INTERÉS

Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

  ACERCA DEL CONSUMO DE DROGAS.  

 
  Volver 4 de Agosto del 2003.
Autora: Lic. Stella Onetto.
 
 

En el suplemento Zona del diario Clarín del domingo 3 de agosto de 2003 fue publicada una entrevista a Silvia Inchaurraga, presidenta de ARDA, Asociación Argentina de Reducción de Daños, ocupada de los efectos del consumo de drogas en nuestro país.

Silvia Inchaurraga sostiene la importancia de garantizar a los consumidores de la información y prevención necesarias, a fin de facilitarles el contacto con los sistemas de salud y los costos sociales que acompañan la penalización.

Nos alegramos del proyecto llevado a cabo en la Universidad de Rosario en el que se realiza una experiencia pionera en la ciudad al incluir el modelo de "reducción de daños" en relación a las consecuencias del consumo de drogas.

Queremos sumarnos al apoyo de experiencias como esta ya que pensamos que el incremento de la represión y la pretendida conquista de la abstinencia, está lejos de ser la mejor medida para la reducción del consumo y sus consecuencias individuales y sociales. Fundamentalmente al contagio de enfermedades infecciosas como el SIDA y la hepatitis C al compartir jeringas, y el rechazo generalizado al uso de preservativos.

Sabemos que iniciativas como estas van a tener una franca oposición en gran parte de nuestra sociedad, ya que la indiferencia y la represión han sido los métodos que se han usado hasta ahora para combatir las consecuencias del hambre y la desocupación. Por supuesto, sin éxito ninguno.

La prevención no ha sido un instrumento bien administrado en nuestro país, más proclive a actuar sobre los efectos que sobre las causas.

Todos los adictos, sin excepción, opinan que las drogas les hacen mal y que pagan minutos de bienestar con horas de "fisura", descompensaciones orgánicas y psíquicas. Y que aunque puedan reconocer que buscaron en ella lo que en la vida cotidiana no encontraban, creyendo que se evadían así de la angustia, la insatisfacción y la exigencia atroz de "ser felices" aunque sea por un rato, no encontraron más que una trampa que va quedándose con los aspectos que valoraban de sus vidas: el trabajo, la pareja, la creatividad, para convertirse en "esclavos del dealer".

La droga es al adicto, lo que el adicto es a la sociedad: mantiene una relación ambigua, ambivalente, de atracción y rechazo, de preocupación y negación, pretendiendo así manejar lo que en rigor no manejan. De allí que así como a esta altura del año 2003 no podemos pensar en un mundo sin alcohol, sin tabaco y quizás sin libros de autoayuda (que están lejos de brindar soluciones a los problemas de alto riesgo), tampoco podemos pensar en un mundo sin drogas. Por lo tanto queremos apoyar la iniciativa de la Asociación Argentina de Reducción de Daños, intentado disminuir las consecuencias del uso compartido de jeringas, promoviendo y ayudando a promover la mayor información y acceso a los recursos concretos de la prevención.